Capacitacion y desarrollo

De qué manera instruir a un trabajador de bajo desempeño

Por Robert McGarvey

l secreto turbio de la administración empresarial es que la mayor parte de los directivos evade reprender a empleados que muestran fallas en su desempeño. Conforme con Bob Turknett, sicólogo y presidente de Turknett Leadership Group, empresa de asesoría en la ciudad de Atlanta, muchos emprendedores sienten que disciplinar al personal es labor difícil; por lo mismo, hay una tendencia a postergarla, con la esperanza de que los inconvenientes se resuelvan por sí mismos. Y hay que decir que con esta filosofía la situación acostumbra a empeorar.

Otro secreto turbio es que la mayor parte de los emprendedores tiene poca experiencia en este campo y, por tanto, no consigue enderezar al empleado conflictivo. Ya antes, la costumbre era despedir a trabajadores de bajo desempeño, quizá por el hecho de que las políticas administrativas reflejaban miedo a posibles demandas. No sorprende, entonces, que pocos sacrificios se dedicasen a mudar la conducta del personal.

Turknett apunta que, actualmente, los despidos ya no marchan por el hecho de que es costoso perder empleados y la oferta de personal capacitado se ha reducido. En otras palabras, despedir a un empleado incompetente puede parecer buena idea al calor del instante, mas cabe preguntarse de ser posible localizar un substituto mejor.

Este panorama implica un nuevo reto, puesto que es preciso desarrollar la paciencia para conducir a los trabajadores cara un paseo más productivo. Sin embargo, los especialistas insisten en que el ejercicio de la disciplina es un arte que cualquier emprendedor inteligente debe aprender a dominar.

El peso de la ley

¿De qué manera aplicar apropiadamente las medidas disciplinarias? El paso inicial es reconocer los fallos que o bien sus empleados cometen:

* No se deje llevar por las conmuevas. Michael Markovitz, sicólogo y presidente de Argosy Education Group Inc., empresa dedicada a la educación con sede en la ciudad de Chicago, resalta que una gran parte de las amonestaciones se efectúan en instantes de tensión sensible. El ejecutivo se enoja, chilla y critica al empleado, y esta actitud jamás marcha. Veja al trabajador y el mensaje positivo se pierde. Más aún: el especialista recomienda que si uno se siente enfurecido por el mal desempeño, es conveniente ir al gimnasio o bien entregar una vuelta a la manzana para aliviar la ira, sentimiento que aunque es entendible, no debe expresarse al disciplinar al personal.

* No postergue la amonestación. ¿Semeja contradictorio? No lo es. Primero, procure sosegarse para eludir estallidos; después informe al empleado de que hay un inconveniente. Es imprescindible actuar tan pronto como resulte posible. De nada sirve sepultar la cabeza en la arena como avestruz. Ray Hilgert, maestro de administración en Olin School of Business de Washington University, en St. Louis, asevera que con demasiada frecuencia los jefes temen reprender, mas si no se le afirma nada a los empleados, éstos suponen que todo está bien; de ahí que la reprimenda, cuando llega, los toma por sorpresa.

* Evite las generalizaciones. Con mucha frecuencia las reprimendas se restringen a juicios demasiado vagos. Oraciones, como “la regó”, no asisten. En opinión de Mary Hessler Key, asesora de administración de empresas de Tampa, el empleado precisa crítica clara y concreta.

Igual criterio usa Jean Hollands, presidenta de Growth & Leadership Center, centro de orientación empresarial en Mountain View, California. La especialista sugiere entregar retroalimentación clara y sucinta, puesto que acusar a un empleado de que no efectúa trabajo de equipo es poco útil.

* No riña a las carreras, sin embargo qué ocupada esté su agenda. Key recomienda tomarse su tiempo, refererir al empleado para una junta y concentrarse en el inconveniente. Esta inversión de tiempo rinde, por el hecho de que le da al trabajador la ocasión de mudar su conducta.

* No sature a sus empleados con información. Al respecto, Turknett advierte que absolutamente nadie puede progresar de un día para otro en diez aspectos diferentes. Concentre la sesión disciplinaria en 2 o bien 3 temas en que el empleado precisa esmerarse. Por otro lado, la junta no debe perdurar más de media hora.

* No muestre favoritismos. James Walsh, autor de Rightful Termination resalta que los empleados precisan procedimientos disciplinarios justos.

procedimientos disciplinarios justos. Es imprescindible sostener una actitud coherente al tratar al personal, puesto que una atmósfera antojadiza de predilecciones crea un mal ambiente laboral.

* Evite discriminaciones. La oración precedente parecería obvia, mas merece la pena recordarla. Hilgert asevera que las llamadas de atención deben referirse a los actos, no a las personalidades, y nunca fundamentarse en la raza, el color, el género o bien cualquier aspecto afín.

* No actúe tal y como si nunca cometiese fallos. Turknett advierte sobre los riesgos de proyectar una imagen de perfección y agrega que la humildad es precisa, aun al criticar a otros. El papel del sabelotodo que jamás se confunde es la manera más segura de desanimar al personal, puesto que todos saben que el jefe asimismo tiene fallas. Si se muestra humano al manejar esta situación frágil, su interlocutor va a estar más presto a escucharlo.

Via soy entrepreneur

Los padres de la nación

Le quieres pegar al próximo gran negocio, voltea cara los papas: ese número en incesante incremento de hombres que dedican más tiempo a sus pequeños y que precisan los productos y servicios de familia que ya antes solo se dirigían a las madres. Conforme con datos de censos recientes, en USA hay doscientos cincuenta y ocho millones de progenitores de familia casados que se están encargando de criar a sus hijos menores de dieciocho años de edad, y un par de millones de pequeños en edad preescolar cuyos progenitores los cuidan más horas en vez de contratar algún servicio de cuidado de menores mientras que sus madres trabajan. Contando a los un par de millones de progenitores solteros que hoy día habitan en U.S.A., hay una demanda creciente para productos centrados en los progenitores.

Como padre de familia, Chris Pegula creó su compañía de pañaleras (diaper bags) para papás en Santa M., California. Sus bolsas se semejan más a las bolsas de correo que a las tradicionales bolsas para llevar todo cuanto precisa un bebé fuera de casa, con oseznos de peluche. Diaper Dude LLC nació en mayo de dos mil tres, una vez que Pegula, de treinta y dos años, no halló algo que le gustara para llevar a las excursiones con sus pequeños pequeños. Pegula relata: “Pensé: solo voy a diseñar una diaper bag. Por curiosidad la pondré en venta… a ver si marcha”. La pañalera, que está muy a la moda, pegó de manera inmediata entre los papás, y ahora está libre en tiendas suntuosas como Fred Segal y Nordstrom, en la Unión Americana. Las ventas van en incremento y tiene proyectado unos dólares americanos 350,000 dólares americanos para dos mil cuatro.

El mercado de los papás se abraza pues los hombres de la Generación X son nuevos padres; ser papá es una prioridad en sus vidas, afirma Ann A. Fishman, especialista en comercialización y presidente de Generation Targeted Marketing Corp. Más que las generaciones de ya antes, esta generación de progenitores está preocupada por establecer un cómputo entre el trabajo y sus vidas familiares. Desean participar en la crianza de sus hijos, anota Fishman.

El marketing dirigida a este segmento requiere un tanto de imaginación del futuro. Fishman recomienda olvidarse del color “rosa”. Todo cuanto los empresarios deben hacer es percatarse de que va a haber tantos hombres como mujeres interesados en productos para los hijos. Puedes crear folletines y sitios Web para progenitores o bien destinar en tu lugar una sección singular para papás; fabricar productos para progenitores, servicios dirigidos a papás de adolescentes… la gama puede ir desde equipo electrónico y productos de seguridad hasta seguros y productos financieros. Fishman concreta: “No existe límite de dónde puedes llegar con esto.”

Socios virtuales

¿Se puede comenzar una compañía con alguien a quien jamás has conocido?

En la era digital, puedes tener amigos, clientes del servicio e inclusive romances con ayuda de internet. Mas comenzar una compañía con alguien a quien jamás has conocido, en una entorno virtual, ¿puede marchar?

Por supuesto que sí, afirma Eileen Parzek, creadora de SohoItGoes!, una pequeña firma de servicios de comercialización para hogar-emprendedores en Albany, N. York. “Internet nos libró a todos”, asegura. Como ya no están atados a una localización física, se puede tener un asociado en N. Zelanda mientras que vives en Idaho, de igual modo que Dave Lakhani y Sean D’Souza. Lakhani, creador de Bold Approach, una firma de estrategia de aceleración de empresa en Boise, Idaho, buscaba comenzar un negocio de conferenciante y seminarios a distancia. Se asoció con D’Souza, de N. Zelanda, una vez que éste último leyese en una gaceta sobre la compañía de Lakhani.

“No es muy, muy diferente como hacer negocios con alguien en el estado lindante”, afirma Lakhani. La clave acá es confiar en alguien a quien jamás has conocido, mas Lakhani reconoce que tomó unos pocos meses en llamadas telefónicas y mail a fin de que se sintiese suficientemente cómodo para hacer negocios con D’Souza. Su compañía, The Brain Alchemy Master Class, aun está en el fase de constitución, mas ya han tenido su primer seminario y cosechado ganancias; aguardan ganar en torno a quinientos mil en ventas en su primer año.

Si bien Lakhani y D’Souza se conocieron mediante un artículo impreso, bastantes personas conocen a sus asociados virtuales en el planeta en línea: en conjuntos de conexión en red de negocio o bien conjuntos de la industria, afirma Parzek. Y si los empresarios les importa estar en comunicación, comprueban referencias y también historias, pasan bastante tiempo hablando por teléfono y online ya antes de iniciar la compañía, y establecer las responsabilidades por escrito, una sociedad virtual verdaderamente puede ser ventajosa. Lakhani anota: “Hay una limitante en tiempo para trabajar en cosas de forma conjunta puesto que debido a la diferencia de horarios de dieciocho horas, mas nos da el beneficio de ser capaz de trabajar en proyectos conjuntos veinticuatro horas al día”. Conquistar la geografía virtual es otra cosa, y estos 2 entrepreneurs (que planean conocerse en persona al final del año) ya se consolidaron de un mercado internacional

Siete errores que deberia evitar una Pyme

Procurar lograr el éxito en los negocios sin una sólida estrategia es como intentar circular en el tráfico en horas pico llevando una venda en los ojos. Evidentemente las posibilidades de salir sin agobio, o bien en una pieza, son escasísimas y es que conforme datos del INEGI setenta y cinco por ciento de las Pymes (PyME) cierran a los un par de años de existencia.

Es una estadística que asusta y que podría inhibir el surgimiento de nuevas compañías, y por consiguiente, reducir el impacto en el Producto Interior Bruto (el día de hoy las Pequeñas y medianas empresas son responsables del cincuenta y dos por ciento del Producto Interior Bruto Nacional –según datos del INEGI-, tal como la mayor fuente de generación de empleo).

Para evitarlo, un esencial número de empresas y de emprendedores que han peligroso y fundado sus negocios, deben procurar romper paradigmas para no permitir que el destino los alcance. Mas ¿cuál es el mejor paseo para ellos? ¿De qué forma lo pueden conseguir?

Ahora cuento ciertos temas esenciales en los que se centran los tropiezos y fallos propios de las Pequeñas y medianas empresas, con la esperanza de que los empresarios puedan identificar de manera fácil sus áreas de ocasión.

¿El talento es rentable? Lánzate a tender puentes
Pyme, enamora a tus aspirantes para atraer talento
Llevan a emprendedores al éxito

1 La estrategia del negocio es poco clara. No hay una oferta de valor. Existe indefinición o bien nula segmentación de clientes del servicio, o bien sencillamente no cuentan con una estrategia que responda a las presentes necesidades del mercado.

dos Cultura empresarial naciente. Manejar el negocio como un comercio y no como una compañía es un fallo común que trae como consecuencia una mala estructura de personal o bien talentos. De igual forma, ven a las estrategias de marketing como un costo y no una inversión.

Por otro lado, la medición de la administración no tiene relevancia fuera de los ingresos, tampoco se da relevancia a políticas y procesos y se opera en el cada día sin una cultura de “mejores prácticas”.

tres Falta de análisis estratégico. Pobre o bien nula inteligencia del negocio. O sea, no hace revisión de la compañía, su ambiente y la competencia para de este modo poder identificar tendencias, modelos triunfantes en otras industrias, las que podrían aplicar a su negocio, o bien examinar esquemas de innovación o bien coaliciones. Por si fuera poco, las métricas del negocio no se forman en sistemas de información gerencial que indiquen el desempeño del negocio y que dejen basar las resoluciones.

cuatro Administración deficiente. Típicamente las Pequeñas y medianas empresas trabajan sin una estrategia de negocios con lo que carecen de controles financieros, una adecuada selección de personal, no cuentan con la información precisa para la toma de resoluciones y una gran parte de su operación se fundamenta en vender, vender y vender sin tomar en cuenta tiempos de producción, costos estimados y, mucho menos, la rentabilidad.

cinco Talento escaso o bien deficiente. Las compañías precisan diferentes recursos humanos y talentos para cada nivel de la organización, por lo que es fundamental estimar concretes de puestos bien definidos y responsabilidades precisas. De igual forma, se deben establecer objetivos claros, incentivos justos y alineados a la estrategia aparte de los indicadores de desempeño claros para medir con objetividad. Esto sin dejar a un lado la valoración de las destrezas y asignar recursos para la formación y desarrollo organizacional, tal como contar con presupuesto para atraer talento.

Además de esto, existen líderes que no favorecen la toma de resoluciones y trabajo en equipo, y se respeta poco a las jerarquías cuando existen. Hay empresas con alta dependencias sobre el líder, que no le agrada el empoderamiento en los niveles medios y una gran parte de las resoluciones son tomadas desde el escritorio: “Hacer lo que el directivo desea o bien piensa que el cliente del servicio quiere”, no siempre y en todo momento marcha.

seis Falta de foco. En muchas empresas el directivo general o bien creador está dedicado a la operación y tiene poco tiempo para meditar y planear, no obstante acostumbran a hacerle al “todólogo” y “cachar” todo cuanto demanda el mercado sin medir consecuencias.

siete Mala previsión financiera. La planeación del presupuesto incluye la promesa de ventas sin tomar en cuenta los peligros inherentes del negocio para proponer escenarios posibles ante contrariedades.
Se observa poco el presupuesto para poder ver las desviaciones y corregir a tiempo. Se dedica poco tiempo a la atención de los números del negocio, con lo que desatienden el análisis de flujos de capital, el retorno de inversión y la medición de impacto de las condiciones comerciales en las finanzas de la compañía. Concretamente, la desalineación de las ideas comerciales con las condiciones financieras acostumbran a ser la causa primordial de la quiebra o bien al menos de desajustes esenciales.

Aparte de estos siete fallos comunes, los empresarios deben estimar que la velocidad de cambio para los negocios –sobre todo en la era digital- es altísima. Requiere de dinamismo, toma de resoluciones atinadas, de replanteamientos de modelos y de estrategias, tal como de canales de venta diferentes.

La globalización y la integración de diferentes generaciones –como la X y millenials- en un ecosistema de negocios implican cambios esenciales en donde el líder es la base, mas no lo más esencial.

Hay que tomar en cuenta todos y cada uno de los puntos de vista en favor del negocio Si se quiere saber el rumbo por dónde va a deber ir un negocio, de qué manera llegar ahí usando la senda más segura y más directa posible, es preciso tener una estrategia de negocios eficaz, clara y compartida con la organización

Qué es y para que sirve un plan de negocios.

Un plan de negocios es un documento en donde se describe y explica un negocio que se marcha a efectuar, tal como diferentes aspectos relacionados con éste, como sus objetivos, las estrategias que se marchan a usar para lograr dichos objetivos, el proceso productivo, la inversión requerida y la rentabilidad aguardada.

Se acostumbra a meditar que realizar un plan de negocios es una labor compleja para la que es preciso compilar rebosante información y hacer una pormenorizada investigación; mas lo es cierto que se trata de una labor que cualquiera que tenga bien en claro los objetivos que desea lograr con el plan y conozca su estructura, puede efectuar.

qué es un plan de negocios y cuál es su utilidad

Para realizar un plan de negocios no hay una estructura definida, sino podemos adoptar la que mejor creamos recomendable conforme a los objetivos que deseemos lograr con el plan, mas siempre y en toda circunstancia asegurándonos de que ésta le de orden y lo haga de forma fácil comprensible para cualquiera que lo lea.

Una estructura común que incluye todas y cada una de las partes que debería tener un plan de negocios, es la siguiente:

Resumen ejecutivo: el resumen ejecutivo es un resumen de el resto unas partes del plan de negocios, que incluye una breve descripción del negocio, las razones que justifican su puesta en marcha, el equipo de trabajo, la inversión requerida y la rentabilidad del proyecto.
Definición del negocio: en la definición del negocio se describe el negocio y los productos o bien servicios que se ofrecerán, los objetivos del negocio y las estrategias que dejarán lograr dichos objetivos, y se señalan los datos básicos del negocio, como el nombre y la localización.
Estudio de mercado: en el estudio de mercado se describen las primordiales peculiaridades del público objetivo y la futura competencia, y se desarrolla el pronóstico de la demanda y el plan de comercialización.
Estudio técnico: en el estudio técnico se describen los requerimientos físicos precisos para el funcionamiento del negocio, el proceso productivo, la infraestructura y el tamaño del local, la capacidad de producción y la predisposición de planta.
Organización: en la organización se describe la estructura jurídica y orgánica del negocio, las áreas o bien departamentos, los cargos y funciones, el requerimiento de personal, los gastos de personal y los sistemas de información.
Estudio de la inversión y financiamiento: en esta parte se apunta la inversión que se marcha a requerir para arrancar el negocio y hacerlo marchar a lo largo del primer ciclo productivo, y el financiamiento externo que se buscará si fuera el caso.
Estudio de los ingresos y egresos: en esta parte se desarrollan las proyecciones de los ingresos y egresos del negocio, incluyendo el presupuesto de ventas, el prepuesto de efectivo o bien flujo de caja proyectado, y el presupuesto operativo o bien estado de ganancias y pérdidas proyectado.
Evaluación del proyecto: para finalizar, en esta parte se desarrolla la evaluación financiera del futuro negocio, la que incluye el cálculo del periodo de restauración de la inversión y los desenlaces de los indicadores de rentabilidad usados.

Se acostumbra a meditar que un plan de negocios solo se realiza al instante de empezar un nuevo negocio; mas lo es cierto que éste asimismo se acostumbra a realizar cuando ya se cuenta con un negocio en marcha y, por poner un ejemplo, se marcha a lanzar un nuevo producto al mercado, incursionar en un nuevo mercado, o bien ingresar a un nuevo rubro de negocio.

Se acostumbra a meditar asimismo que un plan de negocios es algo que solo le compete a las grandes empresas; mas lo es cierto que sin importar un mínimo que se trate de un negocio grande o bien pequeño, el desarrollo de un plan de negocios es una etapa por la que todo emprendedor debe pasar al instante de empezarlo, sobre todo en la actualidad, en donde debido a la enorme competencia existente, las posibilidades de sacar adelante un nuevo negocio no son muy convenientes.

Las razones por las cuales es esencial realizar siempre y en todo momento un plan de negocios, son esencialmente tres:

Razones de administración

Un plan de negocios sirve como guía para arrancar y más tarde dirigir un negocio, al fungir de instrumento de planeación, organización, coordinación y control y evaluación.

Éste sirve eminentemente como instrumento de planeación en tanto que nos deja planear el empleo de recursos, estrategias y cursos de acción o bien pasos a proseguir, y de esta forma ser más eficaces en la puesta en marcha y siguiente administración del negocio, reducir la inseguridad y disminuir al mínimo el peligro.

Mas asimismo sirve como instrumento de organización puesto que nos deja, entre otras muchas cosas, determinar quiénes van a ser los encargados de efectuar las actividades precisas para la implementación y administración del negocio, como instrumento de coordinación puesto que nos ayuda a regular dichas actividades, y como instrumento de control y evaluación en tanto que nos deja equiparar los desenlaces logrados con los planeados.

Razones de aptitud

Un plan de negocios deja asimismo revisar la aptitud o bien factibilidad de un negocio; esto es, saber si éste se puede hacer o bien es preciso buscar nuevas ideas.

Por poner un ejemplo, a través del estudio del mercado, nos deja saber si el producto o bien servicio que se ofrecerá va a tener o bien no una buena aceptación en los usuarios, o bien si contamos con los recursos y la capacidad precisos para poder hacer en frente de la competencia existente.

También, a través del cálculo de la inversión y la proyección de los ingresos y egresos, nos deja conocer la rentabilidad del futuro negocio, y de esta manera saber, aparte de si el negocio es o bien no viable, si es suficientemente atrayente en concepto de rentabilidad para que se haga o bien es mejor buscar otras opciones alternativas.

Razones de financiamiento

Finalmente, un buen plan de negocios deja probar a terceros la aptitud de un negocio y lo atrayente de éste y, por consiguiente, ayuda a lograr financiamiento.

Por poner un ejemplo, en el caso de apreciar conseguir un préstamo, nos deja probar frente a un banco, entidad financiera o bien prestamista (incluyendo familiares y amigos que vacilen de prestarnos dinero) que nuestro negocio va a ser rentable y que vamos a ser capaces de abonar la deuda contraída de manera oportuna, y de esta manera poder persuadirlos de que nos lo den.

O bien, en el caso de buscar un inversor o bien un asociado para nuestro negocio, nos deja probar lo atrayente de nuestra idea, la seriedad de nuestro proyecto y la rentabilidad del futuro negocio, y de esta manera poder persuadirlos de que inviertan o bien se asocien con nosotros.

Para saber de qué forma realizar un plan de negocios, te recomendamos leer nuestra guía: de qué manera realizar un plan de negocios paso a paso.